Detox facial

Su objetivo principal es desintoxicar y purificar la piel de contaminantes, así como de la acumulación diaria de bacterias. Sobre todo si tenemos en cuenta que la piel, a diferencia de otros órganos, no tiene un mecanismo de limpieza propio y tiende a acumular impurezas en su superficie que provienen de otras partes del cuerpo.

Este tratamiento ayuda a la expulsión de residuos es una de las principales funciones fisiológicas de la piel, de modo que cuando otros órganos, como el hígado, se colapsan con determinadas toxinas, otros como nuestra piel asumen la tarea de ayudar a eliminarlas (razón por la cual puede haber un brote de acné un par de días después de ingerir determinados alimentos o de haber sufrido estrés).

Por todo ello, es necesario ayudar a realizar esta labor de purificación, mejorando los mecanismos internos de excreción y trabajando sobre la superficie para que se vean los resultados de una piel desintoxicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *